Castilla y León aprueba su Plan Estratégico de Producción Ecológica 2016-2020, que primará a jóvenes y mujeres.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó el día 5 de mayo el Plan Estratégico de Producción Ecológica 2016-2020 que tiene como objetivo estructurar el sector, darle estabilidad y mejorar su competitividad. Incluirá ayudas valoradas en 53,2 millones de euros que primarán a jóvenes y mujeres.

La consejera de Agricultura, Milagros Marcos, compareció junto a la viceconsejera de la Junta, Rosa Valdeón, para explicar este Plan ante las posibilidades que pueda tener el sector en la Comunidad por espacio y cuota de mercado. Actualmente, según los datos aportados por Marcos, la Comunidad cuenta con una superficie de 30.621 hectáreas dedicadas a la agricultura ecológica, un dos por ciento de la superficie total de España y 669 productores, algo que tiene posibilidades de incrementarse ya que en el conjunto del país se ha detectado un crecimiento anual del 15 por ciento del sector.

Los principales cultivos dedicados a la producción ecológica en la Comunidad son los cereales con un 28 por ciento del total de la producción, seguidos de los cultivos industriales, un ocho por ciento, y la vid, un 7,56 por ciento, mientras que en ganadería ecológica la mayor parte la ocupan los bóvidos, el 43 por ciento, en su mayoría de orientación productiva de carne.
Tras este análisis, la consejera de Agricultura insistió en que se trata de un sector en auge que puede representar un nicho de empleo estable y no deslocalizable en el futuro para jóvenes y mujeres, al tiempo que ha destacado que los sistemas de producción están adaptados a bajo consumo de productos químicos. Además, como ha detallado, la producción ecológica está en consonancia con los principios y objetivos de la nueva PAC.

Con este Plan la Junta prevé atender una creciente demanda por la “calidad” del alimento y la “garantía” para la salud del consumidor. Así, ha detallado que en el mercado interior los clientes más importantes se sitúan en Madrid y Bilbao y en el mercado exterior se ha registrado un importante aumento de las exportaciones, ya que el 80 por ciento de la producción española se vende en la UE.

Marcos aseguró que a través de las medidas incluidas en la estrategia se pretende crear una red comercial estable con industrias y puntos de venta que puedan ofrecer productos ecológicos de forma continuada, por lo que se pretende diversificar la marca Tierra de Sabor con un nuevo marchamo denominada Tierra de Sabor Ecológico con el fin de buscar plataformas conjuntas de comercialización. Con estas y otras acciones se prevé lograr los objetivos de este plan que se basan en dar estabilidad y mejorar la competitividad del sector.

El Plan cuenta también con medidas transversales, fundamentales para el impulso y el desarrollo del sector y aumentar la competitividad productiva, que implican o inciden en todos los eslabones del sector ecológico buscando el equilibrio de todas las actuaciones y de todos los agentes involucrados en el fomento del sistema productivo ecológico.

De este modo, se pondrán en marcha actuaciones de transparencia en las transacciones que se realicen en la cadena de valor ecológica, de formación de productores e industriales del sector ecológico, de investigación para poder situar a los productos ecológicos en condiciones óptimas de competitividad y de seguimiento y control de la cadena de valor y la certificación de los productos, como garantía de su valor y seguridad alimentaria.

El Plan aprobado está disponible desde el pasado viernes 6 de mayo en el Portal de Gobierno Abierto de la Junta de Castilla y León. Además desde ese mismo día se encuentra publicada una convocatoria específica para incorporar nuevos productores en la práctica de Agricultura Ecológica en Castilla y León, posibilitando también su acceso al régimen de ayudas este mismo año a través de la solicitud de la PAC.