Los Ganaderos de Leche se lanzan a por la Producción Ecológica

DSC_3899

La agricultura ecológica vive uno de sus momentos más dulces. Nuestro país no sólo ha vuelto a aumentar en superficie y número de operadores en 2015, sino que ha logrado vencer uno de los impedimentos que lastraban su crecimiento, la escasa demanda interna, y por primera vez el consumo nacional ha crecido al mismo ritmo que la producción. A esto se une el incremento de la demanda en la UE, nuestro principal mercado.

El subdirector general de Calidad Diferenciada y Agricultura Ecológica, Rafael Eloy Bolívar, no oculta su satisfacción al referirse a los datos de 2015, “un año bueno en el que todos los datos han evolucionado positivamente”. De ellos, destaca el repunte de la tendencia del consumo en España “uno de nuestros grandes problemas”.

En superficie, en el que nuestro país es líder en la UE desde hace siete años con 1,6 millones de hectáreas inscritas a finales de 2014, el pasado año se creció alrededor de un 2 por ciento, una evolución positiva que también se extiende al número de operadores (productores, comercializadores e industria transformadora) 34.891 a finales de 2014, y a las exportaciones, en donde España consiguió 724 millones de euros ese mismo año.

Bolívar subraya el crecimiento del consumo tanto en el mercado interior como en la UE, nuestro principal comprador. España exporta aproximadamente el 75 por ciento de su producción. En el caso del mercado nacional el cambio de tendencia es histórico. Así, en 2011, apenas el 0,95 por ciento de la producción agroalimentaria española consumida era ecológica, cifra que pasó al 1,23 por ciento en 2014. El pasado año, el porcentaje se situó en el 2 por ciento.

Junto a esto, “el dato más destacable” ha sido el avance en el gasto per cápita en nuestro país, que en 2011 era de 20,60 euros, en 2014 de 25,89 y que ha superado los 30 euros en 2015.

La aceleración del sector es atribuible, en buena medida, al “aumento brutal” del consumo de productos lácteos, que el representante ministerial achaca a dos motivos: la llegada al mercado de muchos artículos en los que el público objetivo es el infantil, con una gran capacidad de reclamo, y porque la gran distribución y las grandes firmas están haciendo “una apuesta estratégica por los productos lácteos ecológicos”. Desde el Ministerio de Agricultura destacan el “movimiento de muchas ganaderías, que están intentando cambiar el sistema de producción, “una diversificación que nos viene muy bien por la crisis láctea”, asegura Bolívar.

Hasta 50 céntimos el litro

Junto a la obtención de un precio justo, el “boom” que está registrando la leche ecológica está posibilitando también que la distribución esté suscribiendo contratos a cuatro a cinco años, algo muy importante porque “aquí no se puede duplicar la producción de un año para otro”.