La norma BRC (British Retail Consortium) es un sistema de seguridad alimentaria desarrollado por la distribución minorista británica con reconocimiento internacional.

Elaborada para ayudar a los minoristas dentro de una empresa dedicada a la fabricación de productos alimentarios en el cumplimiento de las obligaciones legales y garantizar el mayor nivel de protección de sus clientes, proporcionando a las organizaciones un método claro y coherente para medir la seguridad de sus productos, aportando confianza a los consumidores.

Reconocida por Global Food Safety Iniciative (GFSI).

Beneficios

La norma BRC Global Standard for Food Safety facilita la estandarización de la calidad, la seguridad, los criterios operativos y el cumplimiento de las obligaciones legales de los fabricantes. También ayuda a proporcionar protección al consumidor. Esta norma permite a las organizaciones:

  • Acceder a mercados donde esta norma es exigida.
  • Informar sobre su estado a clientes que reconocen la norma.
  • Ayuda a cumplir obligaciones establecidas con distribuidores.
  • Reconocimiento internacional de su organización en materia de seguridad alimentaria y a su distribuidor.
  • Garantía de la cadena de suministro y al consumidor.
  • Abarca todos los ámbitos de la seguridad del producto y la legalidad.
  • Identificación de aspectos a variar a través de todo el ciclo de vida de su producto.
  • Realizar auditorías combinadas con la  normas ISO 9001 y APPCC.

Ámbito de Aplicación

Es una norma específica para la industria agroalimentaria, siendo sólo aplicable a compañías fabricantes o envasadoras de productos alimenticios, es decir, la norma BRC sólo puede aplicarse cuando se procesa un producto o cuando existe un peligro de contaminación de un producto durante el proceso de envasado primario.

Requisitos

La Norma Mundial de Seguridad Alimentaria BRC requiere:

El compromiso del equipo directivo de la empresa: los recursos necesarios para demostrar que se ha adquirido el compromiso de cumplir con los requisitos de la Norma.
Un Plan APPCC que permite centrarse en los riesgos significativos para la seguridad de los procesos y productos alimentarios y que exigen un control específico a fin de garantizar la seguridad de los productos.
Un Sistema eficaz y documentado de gestión de la calidad.
Programas de Prerrequisitos: las condiciones básicas medioambientales y de funcionamiento con las que debe contar la empresa.

Solicitar Más Información